Feeds:
Entradas
Comentarios

The first cut is the deepest

Gracias a Sheryl Crow conocí la canción “The first cut is the deepest”. Como toda la música que escucho me cautivó por el lirismo de sus notas y la belleza de la voz de sus interpretes. Digo interpretes, pues esta canción, desde que fue compuesta por Cat Stevens en 1967, ha tenido varias versiones a cargo de grandes cantantes, siendo las más populares:

P.P. Arnold (1967) gif

Rod Stewart (1976) gif

James Morrison (2oo6) gif

La canción habla de la aprensión que puede tener cualquier persona a comprometerse en una nueva relación romántica estando aún afectada por las heridas de una anterior. No más palabras y disfrutemos la versión de Sheryl Crow (2003).

“The First Cut Is The Deepest”

I would have given you all of my heart
But there’s someone who’s torn it apart
And he’s taken just all that I have
But if you want I’ll try to love again
Baby, I’ll try to love again, but I know…

The first cut is the deepest
Baby I know
The first cut is the deepest
But when it comes to bein’ lucky, he’s cursed
When it comes to lovin’ me, he’s worst…

I still want you by my side
Just to help me dry the tears that I’ve cried
And I’m sure gonna give you a try
If you want I’ll try to love again, (try)
Baby, I’ll try to love again, but I know…

OOHHH,
The first cut is the deepest
Baby I know
The first cut is the deepest
But when it comes to bein’ lucky, he’s cursed
But when it comes to lovin’ me, he’s worst…

I still want you by my side
Just to help me dry the tears that I’ve cried
But I’m sure gonna give you a try
Cuz if you want I’ll try to love again
(Try to love again, try to love again)
Baby, I’ll try to love again but I know, OOHHH….

The first cut is the deepest
Baby I know
The first cut is the deepest
When it comes to bein’ lucky, he’s cursed
When it comes to lovin’ me, he’s worst

OOHHH, the first cut is the deepest
Baby I know (baby I know)
The first cut is the deepest
Try to love again…

La primera herida es la más profunda

Yo te habría dado todo mi corazón
pero hay alguien que lo ha rasgado
y ella está tomando casi todo lo que yo tengo.
pero si quieres, yo intentaré amar de nuevo
nena yo intentaré amar de nuevo, pero yo sé
la primera herida es la más profunda, nena yo sé
la primera herida es la más profunda.
porque cuando llega la suerte, ella es maldita
cuando llega a amarme, ella es peor
pero cuando tienes que amarla, ella está primero
por lo que yo sé
la primera herida es la más profunda, nena yo sé
la primera herida es la más profunda
Yo todavía te quiero a mi lado
simplemente para ayudarme a secar las lágrimas que yo he llorado
porque estoy seguro de que quiero darte una oportunidad
y si quieres, yo intentaré amar de nuevo
pero nena, yo intentaré amar de nuevo, mas yo sé
la primera herida es la más profunda, nena yo sé
la primera herida es la más profunda
porque cuando llega la suerte, ella es maldita
cuando llega a amarme, ella es peor
pero cuando tienes que amarla, ella es primero
eso es cómo yo sé
la primera herida es la más profunda, nena yo sé
la primera herida es la más profunda

Anuncios

Existe una diversidad de literatura científica sobre la cantidad de información que podemos retener o recordar según sea el tipo de lenguaje en que se nos presenta. Mirado desde el punto de vista del aprendizaje, hablaríamos de la efectividad que tienen los diferentes métodos de enseñanza y aprendizaje y los medios que transmiten el mensaje.

La mayoría de los estudios hablan de un rango entre un 20% a 50% de retención[1] de la información cuando se utilizan métodos de aprendizaje donde el aprendiz está involucrado en una actividad de naturaleza audiovisual.

Mi intención en este post es mostrar una síntesis de los cambios que ha generado en nuestras vidas el advenimiento de la Web y, tomando en cuenta lo dicho sobre los métodos de aprendizaje, quiero recoger unos excelentes vídeos que encontré en la blogósfera sobre este tema. Es un material audiovisual altamente recomendable para mostrarlo a vuestros estudiantes.

Los dos primeros vídeos pertenecen a Michael Wesch del grupo de Etnografía Digital de Kansas State University. Este grupo de estudiantes de Antropología Cultural, dirigidos por el Dr. Wesch, se ha dedicado a explorar las relaciones entre la tecnología digital y la interacción humana (Etnografía de la Web). El primer vídeo “The machine is us/ing us” (“La máquina somos nosotros / nos utiliza”), ya un clásico en la red, es una acabada síntesis de la evolución de la Web y su impronta social. Desde el texto al hipertexto, la web, el paso del HTML al XML, los buscadores, los blogs, los wikis,…hasta la Web social o Web 2.0, cuya característica medular es la conexión entre personas.

 

Subtitulado por el blogfesor Mario Nel Villamizar Ochoa de Campus Comunicativo

El segundo vídeo de Wesch se podría calificar como la secuela de “The machine is us/ing us”, pues explora los cambios acaecidos en estos últimos decenios en la forma de buscar, procesar, organizar, almacenar, crear y compartir información.

Bien es sabido que el humor como parte de una estrategia de enseñanza-aprendizaje, primero que nada, disminuye el estrés y facilita la comunicación entre los participantes de una situación educativa. Esto traerá como consecuencia un aumento de la capacidad de atención, la memorización y la retención de datos. En este sentido, el último vídeo tiene un valor agregado, pues fue realizado en lenguaje de parodia. Muestra como un amanuense medieval pasa por un total neófito ante el libro que vino a reemplazar al pergamino. ¿A no pocas personas les sucedió o sucede algo similar al pasar del formato impreso al digital?

 

 

 

Gracias a los diferentes caminos que nos ofrece la web pude revisar estos vídeos en varios blogs, los cuales quiero recomendar por su excelente calidad:

 

 


[1] Ver la ya clásica “Pirámide del Aprendizaje” de el National Training Laboratories (NTL) , Bethel, Maine, USA., fundado por Kurt Lewin . También es conocido el “Cono del Aprendizaje” o “Cono de la Experiencia” de Edgar Dale. Sobre este modelo revisar los blogs de: Bitácora del Galeón de Miguel Luis Vidal , Sabiduría.com: Liderazgo de Hugo Landolfi, Ciberescrituras de Juliana Boersner y el blog de Mikel Agirregabiria.

 

 

 

lobos.jpg

¡Calma lectores!, estará ocupado un buen rato este lobo, pueden estar tranquilos. ¿Cuántas veces repetimos estas palabras durante nuestra infancia? De la respuesta del lobo feroz dependía nuestra reacción. Podíamos salir corriendo despavoridos ante la amenaza de la fiera o continuar la ronda hasta una nueva pregunta. Cándido e inocuo juego infantil[1].

 

Siguiendo con los recuerdos de la infancia – las Kinderszenen de Schumann -, también podríamos haber titulado esta presentación “Abuelita, abuelita, ¡qué dientes más grandes tienes!” o ¡Soplaré y soplaré y la casita derribaré! Quién no escuchó, leyó o vio alguna versión de la “Caperucita Roja” o de “Los tres cerditos” . Probablemente, no tan conocido como estos cuentos populares es el hermoso poema, y fábula a la vez, “Los motivos del lobo” de Rubén Darío . Bien es conocido por todos el valor educativo de estas obras que son parte del acervo cultural de la humanidad.

lobo_caperucita.jpg


Quisiera dar un salto hasta la etapa de nuestra juventud y recordar una memorable obra de la literatura universal: Der Steppenwolf (“El lobo estepario”), retrato de las angustias y temores del hombre contemporáneo, del conflicto entre el espíritu y la civilización material. La confrontación entre civilización y barbarie llevada a nuestro interior.

 

Todos somos, en mayor o menor medida, un Harry Haller, modelo de la lucha entre esas dos almas, esas dos personalidades que tenemos dentro. Prototipo universal de ese conflicto interno natural a cada ser humano, donde se confrontan esas dos almas, esas dos personalidades. El yin y el yang de la filosofía oriental, o el ello y el superyó del psicoanálisis freudiano.

lobo_estepario.jpg

Así, podríamos seguir mencionando tantos relatos, poemas, canciones, mitos, leyendas, juegos y demás manifestaciones culturales que tienen al lobo como protagonista. Cada una de estas manifestaciones ha contribuido a que la figura del lobo esté cargada de significados para nuestra cultura. Lo hasta ahora mencionado, nos parecen argumentos más que suficientes para justificar la adopción de la metáfora del lobo estepario como nombre de este weblog.

El lobo arquetipo del enemigo, de aquel que acecha en la oscuridad del bosque fuera de los limes de lo civilizado, es a la vez una alegoría de nuestra propia existencia en la obra hessiana. Él representa nuestros sueños e ideales, nuestros miedos y errores. Este lobo que recorrerá las “webestepas”, como todo buen vástago, es en parte un reflejo del ser de su autor y su factótum en el ciberespacio.


[1] Nuestros primeros aprendizajes surgen en los juegos y a lo largo de nuestra existencia continuamos aprendiendo a través de ellos. Muchos pensadores y escritores han analizado la faceta lúdica del ser humano y su importancia cultural. Por ejemplo, el historiador Johan Huizinga y su ya clásico “Homo Ludens”.